Estamos ya cerca del inicio de la «vuelta al cole», con calendario preparado y ganas, en parte, de la vuelta a la rutina. Recibimos muchos correos y llamadas buscando información sobre los cursos que impartimos y se podría decir que el 80% de las dudas son comunes.

Dedicaremos esta entrada en el blog a aclarar estas incógnitas y cierta leyenda negra en torno al Quiromasaje (masaje manual).

 

ORÍGENES DEL MASAJE

Para entender el masaje debemos comprender que éste es inherente al ser humano, hasta tal punto que podemos imaginar al primer hombre (tal como hoy entendemos al hombre) que existió en la tierra, de manera intuitiva y totalmente arcaica aplicar algún tipo de fricción o presión sobre la piel para atenuar algún «coscorrón».

A lo largo de los siglos el masaje ha ido evolucionando por distintas vertientes. Cada cultura ha aportado sus conceptos, su ideología, su experiencia y en definitiva su esencia. De modo que llegan hasta nuestros días un sin fin de técnicas manuales.

Se podría decir que el único nexo entre toda técnica de masaje, a lo largo de la historia, es preservar el bienestar y la salud.

 

 

EFECTOS DEL MASAJE MANUAL

En un primer momento podría parecer que los efectos que produce un masaje se limitarían exclusivamente a nivel cutáneo. También podríamos pensar en lo placentero o relajante que puede llegar a resultar, pero la verdad es que los efectos que produce sobre el organismo van mucho más allá. Veamos a qué nos referimos:

  • Sobre la circulación venosa: Mediante las maniobras apropiadas conseguimos mejorar el retorno venoso, se produce un vaciamiento de las paredes venosas mediante la compresión que se ejerce sobre estas.
  • Sobre la linfa: El sistema linfático es complejo. Está formado por unos vasos muy permeables que permiten el desplazamiento de la linfa en casi cualquier dirección, y se ve condicionado por agentes externos (la gravedad, la contracción muscular, el movimiento pasivo o el masaje). El masaje contribuye al drenaje de manera indirecta, mediante la movilización de líquidos corporales y el aumento de la contracción muscular.
  • Sistema nervioso: El masaje no puede aplicarse de manera directa sobre un nervio, pero si sobre una contractura muscular que lo comprima o comprometa a lo largo de su recorrido. El segundo efecto relacionado es la estimulación en la generación de endorfinas, que son opiaceos naturales.
  • Sistema muscular:  El músculo es el principal tejido donde aplicamos el masaje, sea con efectos relajantes o tonificantes, limpiando de toxinas de las fibras musculares y consiguiendo un efecto neuromuscular importante, al facilitar su contracción y posterior relajación.
  • El efecto en sangre: Mitchell dijo que el número de glóbulos rojos en personas saludables y anémicas aumenta después del masaje, especialmente a nivel abdominal, pues parece ser que estimula la función formadora de hemoglobina.
  • A nivel de la piel: Aumenta la temperatura de 2º a 3ºC. También es importante el efecto sobre las fibras nerviosas diseminadas por la piel (dermatomas), de esta manera trabajamos zonas reflejas de distintas partes y órganos. Al oxigenar el tejido subcutáneo, la piel se nutre desde el interior, a la vez que por acción mecánica se desprenden células muertas.
  • En tejido adiposo: el quiromasaje  acelera el metabolismo al aumentar el flujo sanguíneo. Asimismo, ayuda a la reabsorción de los líquidos intersticiales.
  • Sobre la atrofia osea producida por inmovilización, no de manera directa pero si al trabajar la piel, los músculos hipotróficos y la circulación sanguínea y linfática.
  • El metabolismo, como ya hemos visto se acelera. Por otro lado, está demostrado que, aumenta la oxigenación celular y la eliminación de nitrógeno y cloruro de sodio.
  • Sobre los órganos, tiene especial acción sobre vísceras huecas. Sobre todo en aparato digestivo: aumenta la función peristáltica, ayudando a vaciar el intestino.
  • Efecto psicológico. No hay nadie que dude del efecto reparador y relajante de un masaje. No debemos perder de vista este último, ya que vivimos en una sociedad con unos altos niveles de estrés y un muy alto consumo de productos y fármacos encaminados a reequilibrarnos psicológicamente (ansiolíticos, antidepresivos, benzodiazepinas,…).

 

 

 

FORMACIÓN ACADÉMICA Y MARCO LEGAL

Esta es una de las dudas más habituales. La situación es la siguiente:

En España, a diferencia de otros países, no existe una formación homologada como quiromasajista, el Quiromasaje, por el momento, forma parte de las enseñanzas no regladas.

En cuanto a técnica manual, nos encontramos por un lado la Carrera Universitaria de Fisioterapia y por otro lado los Grados medio y superior de Estética. Cualquiera de ellos poco tiene que ver con la actividad que nosotros, como Quiromasajistas, realizamos. Con la finalidad de cubrir esta necesidad laboral surgen Escuelas como Centro Vallisoletano de Masaje. 

Es cierto que esta ausencia de enseñanzas regladas genera mucha confusión. La oferta formativa es muy amplia y no siempre con unos objetivos claros y de calidad. En nuestro caso llevamos 24 años funcionando y formando a profesionales en el sector, con un plan de estudios y método de enseñanza heredados del Dr. J. Sagrera Ferrándiz, hijo adoptivo del Dr. Vicente Lino Ferrándiz, introductor e impulsor del masaje en España.

Pero sí queremos insistir en que el Quiromasaje es una PROFESIÓN LEGAL, tanto si trabajamos por cuenta ajena o como autónomos. En este último caso existe un epígrafe concreto en el que darse de alta en la Agencia Tributaria Española, concretamente el 839.

 

Esperamos que este post haya sido de utilidad para todos aquellos que estáis pensando en formaros como Quiromasajistas; de cualquier modo estamos a vuestra disposición para solucionar cualquier otra duda que os pueda surgir, o si, simplemente, queréis conocernos un poquito más.

 

 

 

 

 

Deja un comentario


*